Rafaela tiene el tomógrafo industrial del país