jueves 19 de abril del 2018
 
Nacionales

Multitudinaria marcha contra el gobierno en Buenos Aires

Cientos de miles de personas rechazaron la política económica de Mauricio Macri. Los dirigentes sindicales y sociales reclamaron el fin de las medidas que “hambrean a la parte más sensible de nuestra sociedad” y denunciaron la persecución a quienes se oponen al Gobierno.

   
21/02/2018
"Preparémonos los trabajadores, cuando llegué el momento de expresar la voluntad democrática. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país porque nos quieren quitar la dignidad a los hombres de trabajo y no lo podemos permitir." Con esa frase el líder camionero Hugo Moyano cerró y proyectó hacia 2019 la masiva y transversal movilización de sindicatos y organizaciones sociales que colmó la 9 de Julio para rechazar las políticas de ajuste aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri.

Las críticas a las políticas económicas y sociales —que Moyano calificó como "políticas de hambre"— fueron el eje de los discursos de las representantes de la CGT, la Corriente Federal, la CTA Autónoma, la CTEP y la CTA de los Trabajadores, que precedieron al titular del convocante gremio de Camioneros. El ex titular de la CGT se encargó de calificar de "disparates" las interpretaciones que ponían como único objetivo de la marcha su defensa por las causas judiciales abiertas en su contra.  

No estoy implicado en ningún tema de corrupción, no tengo ninguna denuncia, pero si la tuviera, tengo las suficientes pelotas para defenderme solo", sentenció Moyano e insistió: "No me van a ver arrugar, menos defendiendo los derechos de los trabajadores". El líder Camionero no solo tildó de "disparates" y "estupideces" las denuncias y la campaña mediática en su contra sino que le recordó al sector de los gordos de la CGT, los grandes ausentes de la convocatoria, que la movilización estuvo votada por la Comisión Directiva de la CGT y los desafió: "Ningún un hombre ni ninguna mujer que pertenezca a las organizaciones sindicales puede huir de la defensa de los trabajadores".

 

El titular de Camioneros destacó la amplia convocatoria de "distintos sectores políticos e ideológicos" lograda para el denominado 21-F, que se leía impreso sobre una bandera argentina en el palco de los oradores, y aseguró que la 400 mil personas presentes estuvieron por "un solo objetivo: decirle al Gobierno, al señor presidente, no siga llevando políticas que hambrean a la parte más sensible de nuestra sociedad".

 

Los trabajadores de los gremios enrolados en la CGT, las dos CTA y la Corriente Federal, los de la economía popular enrolados en la CTEP y Barrios de Pie, los militantes de partidos políticos desde del PJ, el kirchnerismo y la izquierda se ubicaron entre el palco de la avenida Belgrano a lo largo de la 9 de Julio hasta más allá de Independencia.

El acto comenzó pasadas a las 14.45 con las palabras del único triunvirato presente Juan Carlos Schmid, quien aseguró que "el Gobierno logró endeudar al país de manera infinita y que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres”.  Lo siguieron en el uso de la palabra, el referente de la Corriente Federal, Sergio Palazzo; el titular de la CTA Autónoma, Pablo Michelli; el secretario general de la CTEP, Esteban Castro, y el líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky.

Durante el entrecortado discurso de Moyano, quien reconoció que estaba emocionado por volver a participar de una movilización tras los primeros dos años de Cambiemos, desde el sector pintado de verde camionero surgió durante el cantito popular que se escuchó en las canchas de San Lorenzo y River en las últimas semanas, pero el jefe de los Camioneros pidió bajar el tono: "déjenlo, no hace falta", solicitó.

Al igual que quienes lo precedieron, el camionero se encargó de destacar la condición pacífica de la marcha de los miles y miles que colmaron la 9 de Julio como contracara de la represión estatal durante las movilizaciones contra la reforma previsional y de las crónicas de los medios masivos, en los que "parecía que veníamos a una guerra civil". "Los que más queremos la pacificación del país somos los trabajadores, pero se hace con salarios dignos, se hace con un país donde los chicos coman dignamente", insistió en la crítica a las políticas de Cambiemos.

En el cierre de su discurso, Moyano volvió a rechazar que la marcha solo se tratará de una movilización en su defensa al sostener que  no teme ir preso "si la Justicia lo cree así" y desafío "a los CEO" de la Casa Rosada: "No me voy a ir del país, no tengo plata afuera. Estos señores son los que no tienen confianza a los modelos económicos que aplican, porque sino traerían toda la guita que tienen afuera". 

Videos

Cargando...

[+] ver galería de videos
Encuesta

© Copyright 2018 - 3470.com.ar - Todos los derechos reservados. Normas de confidencialidad y privacidad.