miércoles 20 de junio del 2018
 
Sucesos

Liberaron a un imputado por tentativa de homicidio

El hecho que se investiga fue muy confuso y la víctima, una menor de 13 años, no compareció en las dos oportunidades en que se pidió que testimoniara en Cámara Gesell.

   
13/03/2018
José Leonardo Matías L., un rafaelino que se halla imputado por una presunta tentativa de homicidio en perjuicio de una menor de edad, en un hecho ocurrido el 11 de enero pasado, fue excarcelado ayer por decisión de la Jueza de Investigación Penal Preparatoria, Dra. Cristina Fortunato. La magistrada ordenó medidas alternativas para el imputado, que recuperó su libertad con la obligación de mudarse a otro barrio –irá a convivir con una sobrina- y no tomar contacto con el grupo familiar de su víctima ni con la propia menor, que por otra parte no vive en Rafaela, sino en la localidad de Rufino. 
El individuo había sido acusado en enero de los presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa; lesiones leves; amenazas coactivas; amenazas simples y violación de domicilio. Según la acusación que se le hizo en enero, el imputado junto a un amigo -el hermano de su expareja- llegaron a una vivienda de calle Brigadier López al 2500 del barrio Mora y allí  una menor de 13 años, identificada como LV, resultó herida con un corte en el cuello, presumiblemente efectuado con el filo de una pala de punta, que al parecer estaba en manos del encartado.
La abuela de la menor, en tanto, denunció que JLML también la agredió a ella y que la amenazó diciéndole que si lo denunciaba, le tirotearía la casa. Además, el padre de la jovencita herida fue quien inició la instancia penal del sujeto, quien también, según la denuncia de la abuela, habría ofrecido una importante suma de dinero para “quedarse” con la jovencita.
El hecho fue bastante confuso –en otra audiencia el imputado había dado una versión completamente diferente sobre esos hechos- y Fortunato aclaró que ya en la resolución en que dictó la prisión preventiva, en enero, había considerado que la calificación legal de “tentativa de homicidio” era absolutamente provisoria. Pero además en la audiencia de ayer tanto la fiscal Gabriela Lema como la abogada defensora Amalia Cassina, revelaron que durante la noche del lunes –y también anteriormente- se registraron amenazas de distinto tono. Lema, al argumentar por la continuidad de la prisión preventiva del imputado, dijo que el lunes allegados al imputado amenazaron a familiares de la víctima e incluso los agredieron con golpes, para presionarlos a que retiren las denuncias. En cambio, Cassina aseguró que antes los familiares de la víctima habían sido los agresores, con amenazas que incluyeron la exhibición de armas de fuego en perjuicio de los allegados al imputado. 
Todos esos datos, reveladores de un conflicto interpersonal que incluso excede a la situación de libertad o no del imputado, como planteó la Dra. Cassina. Inusualmente, también la jueza del caso, la Dra. Fortunato, denunció que ella misma recibió comunicaciones telefónicas impropias por parte de personas vinculadas a esta causa. “No voy a profundizar, pero les tuve que cortar el teléfono”, dijo en la audiencia. 
Sin embargo, la medida de la magistrada se fundamentó en otro dato esencial: dos veces hubo que suspender una cámara gesell a través de la cual se le iba a tomar testimonio a la menor, dado que ni ella ni sus familiares se presentaron a comparecer, pese a que el testimonio –y las condiciones de absoluta seguridad en que el mismo iba a ser tomado, con las máximas garantías para la víctima- era considerado vital para establecer lo que verdaderamente sucedió el día de los hechos.

Videos

Cargando...

[+] ver galería de videos
Encuesta

© Copyright 2018 - 3470.com.ar - Todos los derechos reservados. Normas de confidencialidad y privacidad.