River no hizo agua en casa y festejó