Fiscales provinciales rechazan una ley que los condiciona