El dólar subió sin freno