Independiente jugó mal y se quedó sin nada