Francia se aseguró un lugar en la final del Mundial