Arrancó el hot sale con furor por los televisores